Percibe los impulsos de la naturaleza y deja que te guíe.
¿Cómo huele el aire? ¿Cómo se sienten los cálidos rayos de sol en la piel? ¿O una mosca incluso te hace cosquillas en alguna parte? ¿Cómo se siente el suelo que camina?

Estos y mucho más deben ser tomados para percibir. Tú decides a qué sentidos quieres prestar atención. Aquí y ahora. Olvidando el tiempo.

Deja que tus sensaciones te sorprendan. Ves tu mismo como parte de la naturaleza maravillosa. Descubre nuevas cosas.

Ampliarse la percepción ayuda a abrir el corazón. Y con una ánimo abierta se abren posibilidades inimaginables.

Paseos sensoriales son posibles con o sin un caballo.

Duración: 1 hora
Costes: 30 euros

Apúntate y agudiza tus sentidos!